El texto que sigue fue presentado a la convocatoria Iniciarte 2008. A pesar de no resultar seleccionado y por tanto no contar con financiación decidimos seguir adelante con nuestros propios medios

Título del proyecto

DeTarifa.net. Plataforma online de servicios 2.0 para potenciar las dinámicas sociales locales en la ciudad de Tarifa.

Justificación

Colonos y nativos digitales. La brecha generacional

El primer efecto de la popularización con el cambio de siglo de la informática personal y las conexiones domésticas a Internet fue la definición de un nuevo espacio de relaciones y comunicación que se superpone al espacio geográfico.

Este nuevo escenario virtual fue colonizado por un nuevo tipo de habitante incorpóreo que se autodefinía en función del rastro personal que dejaba en su rutina digital: opiniones en foros y chats, perfiles públicos, listas de distribución… Se ha definido a estos habitantes como inmigrantes o colonos digitales. Procedentes de un mundo exclusivamente físico estaban estableciéndose en un nuevo y desconocido mundo electrónico.

Extremadamente conscientes de las singularidades de ese nuevo espacio, las relaciones de vecindad se establecían no según criterios de proximidad geográfica, sino de afinidades electivas. Los usuarios de una misma herramienta, los aficionados a una determinada actividad, los jugadores de un mismo juego establecían nexos independientemente de su nacionalidad o lugar de residencia.

A este grupo de inmigrantes del ciberespacio pertenecemos todos los que crecimos y nos educamos ignorantes de lo digital. Tuvimos que explorar y conquistar el nuevo territorio sin ayuda, y por ello fuimos en todo momento conscientes de la diferencia entre ambos mundos. Teníamos una vida local y una vida virtual en la que buscábamos aquello a lo que no teníamos acceso en la primera.

En los pocos años necesarios para que la biología hiciera su trabajo, un nuevo grupo de ciudadanos se ha incorporado a la escena. Nacidos en un mundo fuertemente digitalizado, estos ciudadanos no perciben la diferencia entre ambas geografías. Lo local y lo digital son en buena parte manifestaciones diferentes de una misma esfera de relaciones, con lo que el contexto físico de procedencia, lo local, ha ido ganando importancia en el ciberespacio.

Los amigos continúan sus conversaciones en sus programas de mensajería instantánea; se citan para jugar juntos online, aunque cada uno en su propia casa; las pandillas crean grupos en myspace o facebook; o comparten fotos en flickr que sólo los amigos pueden ver.

Se está produciendo un desplazamiento de lo ubicuo a lo local, de lo común a lo privado, y al mismo tiempo una explosión de exhibición de la intimidad que contrasta con el celo con que protegían su privacidad los primeros colonos.

En cada extremo de esta dinámica hay un grupo generacional distinto. Cada uno emplea herramientas diferentes en función de su tendencia.

Es propósito de este proyecto facilitar un entorno que pueda satisfacer a ambos.

Instituciones y ciudadanos. El problema de la participación

Una democracia incapaz de garantizar mecanismos de participación de la ciudadanía en los procesos de toma de decisión es una democracia de mala calidad, de baja resolución, si se me permite el símil.

Al problema de la sordera institucional se suma el de una ciudadanía escasamente propositiva. Las administraciones raramente ponen en manos de sus administrados herramientas que le permitan participar en la gestión de sus propios problemas, pero también es cierto que estos son reacios a participar cuando aquellas herramientas existen.

¿Existe una cultura de la participación que contemple la política como algo más amplio que la labor llevada a cabo desde las instituciones y los partidos? ¿Pueden las herramientas colaborativas online contribuir a convertir la cultura de la queja en la cultura de la propuesta?

Es propósito de esta proyecto investigar esas cuestiones y tratar de darles respuesta afirmativa.

1.0, 2.0, cloud computing. La fragmentación del punto de vista

La eclosión de tecnologías de servidor han convertido Internet en algo más que una biblioteca universal, también en un macroordenador deslocalizado. No sólo almacenamos y compartimos información y datos, también producimos nuestro trabajo con herramientas online: procesadores de texto, bases de datos, organizadores, agendas, calendarios e incluso herramientas de retoque de fotos o edición de video se encuentran disponibles en la Red, y cada vez hay más aplicaciones que no distinguen Internet del escritorio. Todo esto sólo es posible si esas herramientas ofrecen suficientes garantías de privacidad que permiten al usuario elegir con quién compartir la información que producen.

También a las formas clásicas de cibercomunidad: la lista de correo, el chat, el foro y el sitio web, se han ido sumando otros muchos: blogs, wikis y ese tsunami de aplicaciones que se cobija bajo el nombre de web social (facebook, twitter, youtube, myspace, flickr…). Esta sobreabundancia de espacios de relación fragmenta el punto de vista y la identidad del ciudadano conectado. El rastro digital del que hablaba antes se ha convertido en una maraña cada vez más espesa que no siempre es fácil recorrer sin claves.

Es propósito de este proyecto facilitar algunas de esas claves que permitan a los conciudadanos físicos conectar con los digitales en un entorno seguro.

Circunstancias locales. Por qué Tarifa

Principalmente porque se trata de la ciudad en la que el promotor de esta iniciativa vive y trabaja, con lo que su conocimiento de sus circunstancias, sus peculiaridades y su tejido social es de primera mano.

Tarifa es una ciudad que crece en habitantes, superficie edificada y actividad comercial sin que ese crecimiento se acompañe de un desarrollo parejo de los servicios o de su sociedad civil. La percepción de parte de la ciudad es que esa prosperidad es o aparente o ajena. Esta circunstancia hace que se viva en un permanente estado de descontento y desconfianza que no termina de resolverse en denuncias o propuestas concretas.

Este descontento se ve acrecentado por la sensación de abandono institucional que se ha asentado en la ciudad al verse involucrada en numerosas operaciones relacionadas con necesidades externas (cable de interconexión eléctrica con Marruecos, túnel del Estrecho, ampliación del puerto de Algeciras, etc) sin que se encuentren respuesta sus necesidades propias (asistencia sanitaria, mejora de las comunicaciones con Algeciras, instalaciones culturales…)

Los medios de comunicación locales son en su totalidad municipales: una emisora de radio y otra de televisión, que verá reducido drásticamente su horario de emisiones cuando sobrevenga el apagón digital. La prensa escrita ha sido en la historia reciente episódica, de breve trayectoria y siempre expuesta a la tentación de convertirse en herramienta de los partidos políticos o vocero de quien más se publicita. La atención que la prensa comarcal presta a la localidad es bastante deficiente, siendo habituales lo días que no merece una sola noticia en los diarios de la zona.

En estas circunstancias la única voz alternativa a la institucional es el rumor.

Paralelamente a esta situación de déficit de articulación de la sociedad civil, la ciudad alcanza gran proyección nacional e internacional como destino turístico. Llegado el verano aparecen pequeñas publicaciones creadas como vahículo publicitario que ofrecen una visión bastante peculiar de Tarifa, convertida en paraíso chill-out, meca del relax y la mística playera. Si se teclea el nombre de la ciudad en Google parece que sólo existe como producto turístico o inmobiliario. Esta prótesis publicitaria se superpone a la ciudad real solapándola y negándola.

Tarifa es también para muchos sinónimo de conflicto. La llamada Guerra del Cable, el desembarco y naufragio de pateras con inmigrantes clandestinos, el contrabando de hachís, la división de la población en asuntos como la declaración de Parque Natural o la proyectada ampliación del puerto ofrecen una imagen diferente, que poco cuadra con la Samarkanda que aparece en las publicaciones publicitarias.

¿Pero cuál es la auténtica voz de esta ciudad?

Por encima de cualquier otro, es propósito de este proyecto ofrecer una plataforma de herramientas que le permita expresarla libremente, compartir y oponer puntos de vista y contribuir a la dinamización del intercambio de ideas.

Antecedentes

e- Los proyectos artísticos de Daniel García Andújar e-valencia.org, e-barcelona.org, e-sevilla.org, son antecedentes claros de esta propuesta, si bien la metodología propuesta es diferente. Las iniciativas de Andújar se dirigen a ciudades con una sociedad civil fuerte, con numerosa población universitaria y que reciben especial atención de las administraciones. Una propuesta para Tarifa debe apoyarse menos en una herramienta común y más en múltiples aplicaciones que por sí mismas resuelvan necesidades individuales y en conjunto ofrezcan soluciones comunes.

Indymedia Los indymedia obedecen a problemáticas similares a las mencionadas arriba y proponen también una herramienta común al servicio del periodismo ciudadano

Localpedias Las localpedias son un fenómeno relativamente reciente que, dirigidas también a un ámbito local, recogen datos e informaciones con intención enciclopédica. Es un enfoque decididamente menos dinámico, orientado a fijar lo objetivo y lo consensuado, que no responde a las necesidades del escenario descrito

Fadaiat Durante dos años consecutivos tuvieron lugar en Tarifa los encuentros Fadaiat, en los que, bajo el lema Libertad de movimientos, libertad del conocimiento colectivos sociales, artistas digitales y activistas que operan con los nuevos medios de comunicación compartían y difundían sus experiencias al tiempo que organizaban acciones simbólicas de conquista de esas libertades. Los contactos establecidos entre participantes y tarifeños no llegaron a consolidarse en acciones continuadas, pero se escenificó de manera clara el poder de la colectividad frente a situaciones que se desea contestar.

La Duna Digital A lo largo de dos años, entre 2001 y 2003, ensayé en esta misma ciudad un proyecto de prensa digital abierto a la participación bajo el nombre de La Duna Digital. Durante este tiempo se convirtió en una herramienta de documentación e información muy consultada. El nivel de participación no fue el suficiente para justificar su prolongación más allá de aquellos dos años, pero la experiencia adquirida durante el proceso y el cambio de escenario social y tecnológico ocurrido desde entonces justifican la propuesta actual.

Descripción del proyecto

Instalación de diferentes herramientas sociales en el dominio DeTarifa.net

Se instalarán en el citado dominio el siguiente software:

  • WordPress MU – Se trata de la versión multi-usuario del popular software para blogs WordPress. Permite el registro de múltiples blogs, sean estos individules o de grupo. Un blog es un sistema que permite crear fácilmente contenidos para internet al alcance de usuarios sin experiencia. A diferencia de otros servicios disponibles, una instalación multi-usuario permite agrupar los artículos escritos en los diferentes blogs en función de su temática o categoría. Esto permite mostrar al lector, por ejemplo, todos los artículos de todos los blogs relacionados con el tema ‘historia’; o todos los artículos, sea cual sea su blog de origen, de la categoría ‘fotografía’. Cruzando ambas clasificaciones podremos mostrar al lector sólo las fotografías que traten el tema histórico. Las posibilidades de organización de la información (por autor, por blog, por tema, por categoría…) son determinantes para este proyecto.
  • MediaWiki – Software que permite editar colectivamente cualquier texto. Es el mismo software que utiliza la popular Wikipedia. En este proyecto el wiki se empleará para gestionar la información permanente, mientras que los blogs están por su propia naturaleza más sujetos a la actualidad. Es un elemento fundamental, pues albergará toda la documentación y los manuales de uso de las distintas herramientas.
  • BBpress – Sistema de foros destinado a mejorar las posibilidades de diálogo entre los autores y su público.

Las necesidades de la comunidad de usuarios de DeTarifa.org y la evolución de los desarrollos de cada una de estas herramientas podrán determinar su sustitución por alguna que ofrezca las mismas funcionalidades, así como la instalación de nuevo software que incremente sus funcionalidades. Ningún cambio de software supondrá la merma de las funciones descritas arriba

Edición de manuales de uso y tutoriales

Todos los usuarios de la comunidad DeTarifa.org dispondrán de manuales online adaptados a sus necesidades y alojados en el propio dominio. Estos manuales podrán ser textuales o multimedia. Considero esencial que los autores de los blogs encuentren con facilidad la respuesta a cualquier duda técnica o de uso, por lo que se cuidará en extremo este aspecto. También se animará a los propios usuarios a colaborar en la edición del material formativo, tanto como medio de cohesionar a la comunidad como para que adquieran conciencia de que DeTarifa.org les pertenece y es también su responsabilidad.

Metodología

  • Reuniones con las organizaciones ciudadanas locales para detectar necesidades. A menudo el público no iniciado encuentra dificultad para calibrar sus verdaderas necesidades de comunicación online. ¿Una página estática, un blog dinámico, un foro, una herramienta colaborativa, una mail-list? Determinar qué herramientas necesitará cada colectivo, qué estrategia le interesa abordar y de qué normas deben dotarse será el objeto de las reuniones que mantendré con las asociaciones ciudadanas locales.
  • Talleres formativos. Los administradores y autores de los diferentes blogs y foros recibirán formación específica en el transcurso de talleres presenciales en los que dispondrán de ordenadores y software adecuado.
  • Propuestas online basadas en las herramientas instaladas. Este es un proyecto de dinamización que apunta a tres frentes: arte, cultura, sociedad. Desde esta triple óptica llevaremos a cabo diferentes propuestas que muestren las posibilidades de la plataforma de servicios puesta a disposición de los ciudadanos. Esta es la mayor ambición de DeTarifa.org. Los aspectos descritos hasta ahora se orientan a establecer la base de conocimientos y habilidades que permitirán a los usuarios no sólo desarrollar sus propios proyectos personales o de grupo sino participar en propuestas destinadas a la colectividad. Ejemplo de esto serían: la edición colectiva de mapas interactivos en los que se recojan propuestas de mejora para la ciudad; elaboración colectiva de un programa de exigencias a la administración (algo así como un programa electoral a la inversa, que parte de los administrados y se propone a los partidos); organización de un mercado online en el que no circule moneda sino se intercambien objetos y servicios.
  • Incentivos a participantes. La simple puesta a disposición de una serie de herramientas destinada a una comunidad de usuarios no garantiza su uso. Tampoco basta con satisfacer las necesidades personales de un colectivo para lograr que se involucre en actividades de interés general. Para garantizar la participación del público objetivo de esta propuesta es necesario ofrecerles algún tipo de incentivo como recompensa o estímulo. Estos incentivos, en la forma de pequeños regalos no monetarios, se otorgarán a aquellos usuarios que mejor contribuyan a la dinamización del proyecto o a la calidad de sus resultados. Ni que decir tiene que el autor de esta propuesta está excluido.
  • Presentación a la sociedad tarifeña de los resultados de las diferentes iniciativas, en forma de exposiciones públicas, charlas, material impreso…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *