No es en plena sudestá de San José (quince días antes, quince días después) sino cuando ya empezaba a amainar. Una luz muy especial ese día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *