El primer día de enero de 2010 las olas azotaron la costa. Se cebaron especialmente con El Chozo, que sufrió algunos destrozos y ofrecieron un punto de vista espectacular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *